¿QUIÉN ES LA DIOSA?

La palabra Diosa se refiere a un Ser Divino Femenino. Alrededor del
mundo, y durante miles de años, la mayoría de nuestros ancestros
veneraron a una Divina y muy Poderosa Madre-Diosa. Ella fue
honrada como la Madre de Toda Vida. Arque
ólogos modernos han
descubierto numerosas estatuas y artefactos que verifican la
veneración de antiguas deidades femeninas.

¿De dónde proviene la idea de una Diosa?

Los primitivos humanos dependían de la Tierra para todas sus cosas:
comida, protección... Era la proveedora de todo lo
necesario para la vida... y también la vida misma. Ellos habían
notado que toda la vida era creada a partir de los cuerpos de las
hembras (tanto mujeres como animales), de modo que encontraron
natural la idea de que existiera una Todopoderosa Creadora
Femenina también.

Se han encontrado  numerosas im
ágenes de diosas en pinturas
rupestres y figurinas talladas y pequeñas esculturas que datan de
35.000 años antes de Cristo o tal vez anteriores. Algunas de esas
imágenes fueron llamadas "Venus" y tal vez la más famosa de todas
sea la Venus de Willendorf. La mayoría de estas figuras femeninas
de diosas muestran seres redondos, abundantes y serenos. Las
amplias y generosas formas simbolizaban prosperidad, libertad y
seguridad.

¿Es la Diosa solo para Mujeres?

No, la Diosa fue celebrada y reverenciada por todo los miembros de
las tempranas sociedades. Hombres, mujeres y niños estaban todos
bajo la protección de la omnipresente Madre-Diosa. Ella era a la vez
Nutriente y Terrible. Hoy, la cultura de la Diosa está reemergiendo
también en hombres, mujeres y niños, que celebran y respetan las
energías femeninas.

¿Existen personas que todavía creen en una Diosa?

Claro qíue s, muchas culturas alrededor del mundo han proseguido
su veneración hacia las diosas. En la India, existe un panteón de
numerosas Diosas y Dioses. Hoy, en Japón, la Gran Diosa Solar
Amaterasu es honrada como la Madre Divina del Pueblo Japonés.
La Diosa de la Compasión, Kuan Yin, conserva muchísimos devotos
en China. Los esquimales rinden honor a la Madre-Océano Sedna.
En Brasil, Iemanjá, la Madre Diosa del Mar es reverenciada con
multitudinarias procesiones el primero de enero de cada año. En
África, tanto como en Cuba y Brasil, los Orishás son venerados
como Dioses y Diosas. En la tradición judía moderna se sostiene la
presencia de la Shekhinah y millones de católicos de todo el mundo
adoran a la Virgen María como la Madre de Dios.

¿Cuántas clases de Diosas existen?

Históricamente, existen miles de diferentes Diosas y Dioses. Cada
región ha forjado su propia versión acerca de la Divinidad. La idea
de una Diosa-Madre es universal. Hay incluso una común tendencia
en culturas muy lejanas tanto geográfica como culturalmente hacia la
tradición de una Triple Diosa, que es el origen del que deviene el
concepto de "Trinidad". La Triple Diosa está referida a las fases en
la vida de una  mujer como "Doncella-Madre-Vieja Sabia" que
corresponden también a las fases de la Luna. La Doncella es la
portadora de la juventud y todas las posibilidades; la Madre
representa Creatividad y Nutrición y la Vieja simboliza la Sabiduría y
Transición.
Todos los aspectos de la Triple diosa representan diferentes tipos de
curación y crecimiento. Existen también antiguas Diosas andróginas
que representan a la vez las energías femenina y masculina, como en
el caso de Gaia, cuyo cuerpo es la Tierra.

¿Para qué me sirve conocer más acerca de las Diosas?

Para las mujeres, comprender la eterna tradición de la religión de la
Diosa fortalece su conexión con su propia esencia espiritual, sin
importar a qué religión pertenece.
Encontrar a la Diosa en el interior ayuda a las mujeres a apreciar su
propio poder, habilidades, herencia y belleza. Honrar a la Diosa
puede enseñarnos a celebrar todos los momentos de la vida.
Una conciencia más plena de que la Diosa vive en nosotras fortalece
los conocimientos internos acerca de la vida, el amor, la naturaleza,
la nutrición y la creatividad. La mujer que está profundamente
conectada con su esencia de Diosa está mejor capacitada para
concretar los cambios que desea imprimir en su vida, en su familia,
en sus comunidades y en el mundo.
Para los hombres, una conexión con la Diosa les permite aceptar y
conocer su deseo y necesidad de nutrición, protección y la
aceptación de una amorosa femenina presencia. Recuperar las
energías de la Diosa en el interior de sí mismos ayuda a los hombres
a ser padres, amantes y compañeros más equilibrados al tiempo que
los libera de las presiones culturales que le exigen "tener siempre
todo bajo control"...

¿Qué hace que la Diosa sea hoy importante?

Hoy en día, nuestro mundo se ha vuelto más pequeño y nuestras
acciones tienen el poder de afectar a más y más gente (es fácil
comprobar esto a través de Internet). Nuestro ambiente es castigado
desde hace muchos años por personas que no tienen cuidado ni
amor por nuestro planeta que, al igual que ayer, es la principal
fuente de toda Vida.
La reverencia hacia los principios femeninos y la conciencia de la
Diosa nos ayuda a ponernos en contacto con la belleza y magia de la
naturaleza y todas sus creaturas.
Reconociendo a la Diosa en la Naturaleza (Gaia), como nuestra
amorosa Madre Tierra, ayuda a expandir nuestro respeto hacia el
medio ambiente y nuestra búsqueda del equilibrio entre las energías
masculina y femenina, para que en lugar de competir, trabajen
juntas, complementariamente, para el bien individual y de toda la
humanidad.

¿Son las Diosas "reales"?

Depende de lo que signifique la palabra "real", para cada persona.
En mi caso es real todo aquello que es posible de ser pensado,
imaginado o sentido. Puede no tener una entidad "material y
concreta", como en el caso de nuestros sueños y nuestros
sentimientos. Pero a nadie se le ocurriría negar que estos existen.
Para quienes practican las religiones de la Diosa ella es La Divina
Creadora de Toda Vida, La Reina del Cielo y el centro de su fe
religiosa. Para otros, ella es una metáfora de la Madre Naturaleza y
representa el sagrado equilibrio de la tierra. Para alguna gente ella es
Nuestra Señora, la que acompaña al Señor. Existe gente que
simplemente encuentra a la Diosa a través del Arte y descubre que
ella es la Belleza por la cual tantos artistas se desvelan. Y muchas
mujeres de todo el  mundo están redescubriendo a la Diosa en un
momento en que necesitan dedicar más tiempo e importancia a sí
mismas, imprimiendo un giro trascendental en sus vidas.
Como si esto fuera poco... los museos están llenos de Diosas!

¿Puedo yo creer en la Diosa sin dejar al mismo tiempo de creer
en Dios?

Por supuesto que sí, mucha gente lo hace. Fe y espiritualidad son
cuestiones muy personales. Cada uno debe llamar a sus propias
esencias espirituales para que lo ayuden en su elección y guíen en su
camino.
Si no fueras un buscador o buscadora espiritual, muy probablemente
no hubieras leído todo esto. Existen muchos caminos de expresar la
propia espiritualidad.
Muchos judíos y cristianos han aprendido a balancear su reverencia
por Dios y Diosa. Desde el momento en que somos humanos
participan en nosotros energías femeninas y masculinas, es natural
que podamos balancear entonces nuestras vidas espirituales por una
vía similar.
La diferencia que iras notando, a medida que vayas profundizando
en la Presencia de la Diosa en tu vida es que los roles que
corresponden a ambas energías es bien diferente del que habías
aprendido.

VOLVER A ÍNDICE TEMPLO


¡ES HERMOSO QUE PUEDAS ENCONTRAR REFUGIO EN EL
TEMPLO DE LA DIOSA Y QUE EL TEMPLO CUENTE
TAMBIÉN CONTIGO!

QUE LA DIOSA TE BENDIGA Y GUÍE TUS PASOS!

)O(
Sandra Román
Sacerdotisa de Avalon, Sacerdotisa de la Diosa de la Cruz del Sur
losrostrosdeladiosa@gmail.com